El método BabyMindfulness está basado en fundamentos holísticos del bienestar y el equilibrio personal, siempre desde dentro hacia fuera, y conforme a la filosofía de la conciencia plena.

Se erige sobre cuatro pilares básicos:

Alimentación: Pautas de nutrición consciente para aumentar la energía, mantener una buena salud, estar más relajados y dormir mejor.

Descanso: Hábitos de higiene postural, relajación física, respiración y biorritmos, encaminados a alinear y proteger el cuerpo a la hora de realizar  todo tipo de actividades cotidianas, regular altibajos emocionales o situaciones de ansiedad.

Ejercicio: Propuestas de movimiento respetuoso para movilizar la memoria corporal, aumentar la energía y reducir el estrés.

Relajación: meditaciones y visualizaciones para conectar con nuestro cuerpo y sentidos para, así, conseguir estabilizar la atención y presencia en cualquier situación del día a día, por muy conflictiva que sea.

Toda una serie de claves prácticas para ser conscientes de cómo nos sentimos y cómo queremos estar, dejar a un lado el “piloto automático”, poner atención plena en el momento presente y desarrollar un sistema eficiente de control y gestión cognitivo y emocional que ayude a los más pequeños a tener una mejor calidad de vida gracias a una mayor conciencia de sus papás.